lunes, 3 de agosto de 2015

Incahuasi: Entre conservación y depredación

En los días 28 y 29 de julio del presente año, los profesionales del Programa Qhapaq Ñan Salta, Christian Vitry y Diego Sberna, llevaran a cabo un registro sobre el estado de conservación del sitio arqueológico Incahuasi (Departamento de Rosario de Lerma) después de haber recibido varias quejas sobre la actividad motoquera en la zona. Al llegar al sitio en cuestión, resulto lamentable observar que tantos los caminos andinos como las sitios arqueológicos estaban impactados por el paso de las motos. Como se puede observar en la foto adjunta al artículo, los motoqueros practican deliberadamente sus actividades enduristas a solo unos pocos metros de una de las estructuras inca más importante que tenemos en el país. Aunque su estado de conservación todavía sigue siendo excepcional en comparación a otras estructuras, es algo trágico tener que registrar tales impactos en cercanía de un sitio de alto valor patrimonial. La famosa "Silla del Inca" sigue en pie aunque los profesionales le diagnosticaron algunas patologías afectando directamente su estado de conservación. Asimismo se pudieron detectar algunas evidencia de excavaciones ilegales en la totalidad del sitio arqueológico, fruto del Trafico Ilícito de Bienes Culturales.
Cabe aclarar que ademas de afectar directamente los bienes patrimoniales como los caminos incaicos y sitios arqueológicos asociados, la actividad motoquera termina espantando al ganado de los pobladores locales, los cuales se ven muy perjudicados por esta actividad tan poco ética e irrespetuosa del ambiente. Esta práctica tiene un alto impacto en el ambiente en general donde podemos observar también como van escarificando los paisajes con sus huellas terriblemente visibles y aumentando las cárcavas en los caminos.
Desde el Programa Qhapaq Ñan Salta, llamamos a la comunidad motoquera a tomar conciencia con respeto al valor patrimonial, ambiental y social que tienen nuestros caminos ancestrales y sus sitios arqueológicos asociados. Por ende, les pedimos ejercer sus actividades en lugares que sean delimitados apropiadamente para tales fines. El Patrimonio es historia de todos. Por lo tanto, nos incube a todos protegerlo y conservarlo para nuestro propio disfrute y el de las generaciones venideras.

Fotografía: Christian Vitry
Autor: Diego Sberna  

No hay comentarios:

Publicar un comentario